Mejor escríbeme un correo a: david@informacionparalaaccion.com

CÓMO SER MÁS VISIBLE EN LINKEDIN

LinkedIn es una herramienta excelente para ir creando nuestra comunidad. Pero no nos engañemos. Ese sentimiento no se forma de la noche a la mañana.

Generar confianza requiere de un trabajo constante y bien dirigido.

No tiene mucho sentido acordarnos de LinkedIn solo cuando queremos vender algo (nuestros servicios, promociones o libros). Se nota mucho. Lo suyo es estar constantemente aportando valor.

Todas las personas lo podemos conseguir. Hablo en primera persona. En junio 2015 empecé a ir creando mi comunidad desde cero con apenas 300 personas. Algo más de un año y medio después puedo decir que lo he conseguido con una comunidad que no llega a las 5.000 personas (me importa más la calidad que el número):

  • Mis publicaciones en Pulse: año y medio después estoy cerca ya de las 100 K visualizaciones con más de 11% de interacción en mis propias publicaciones. No se me olvida que empecé con cincuenta visualizaciones y un 2% de interacción.
  • Mis elementos compartidos: cada vez que comparto contenido que no es mío supero fácilmente a las 1.000 visualizaciones, aunque aquí el nivel de interacción no llega todavía al 2%. Tengo margen de mejora.

Esta es la segunda parte del artículo que publiqué anteriormente y que se titula Estás quemando tu prestigio en LinkedIn. Te invito a leerlo si aún no lo has hecho haciendo clic.

NO a la superespecialización en los temas que compartimos

NO al autobombo

QUÉ COMPARTIR

Las personas de tu comunidad tienen que sentirse a gusto contigo, te tienen que ver como un compañero, como una persona de confianza, casi como un amigo.Alguien real, humano que tiene su vida fuera de su parte profesional y su grado de vulnerabilidad. Si tienes dudas, ¿a quién prefieres preguntar? ¿Al experto que te mira por encima del hombro o a un amigo?

Con el amigo tienes confianza para hablar de todo y preguntarle cualquier cosa. No importa el qué pensará. Con otras personas el centro de las conversaciones son ellas mismas, lo bien que les va la vida y lo buenos que son en todo lo que hacen. Además, siempre hablan del mismo tema ¿No te parece aburrido?

Comparte todo aquello que le pueda interesar a tu red. No sólo de lo que vendes, sino de todo aquello que puede venir bien. Somos más que nuestro trabajo, departamento o empresa. SOMOS PERSONAS. ¿Qué te parece si te digo que he conseguido que algunos de los potenciales clientes que he generado para comecializar ABM Modelling eminentemente de operaciones y financiero (soluciones para mejorar los resultados de mediana y gran empresa a través del control y gestión de indicadores – muy financiero) han entrado por artículos relacionados con RRHH?

Nos gusta tratar con personas.

¿EXISTE ALGUNA REGLA PARA COMPARTIR?

Normas hay muchas. La buena noticia es que todas tienen una coincidencia:

Que sea útil para tus contacto.

Compartir contenido que no es tuyo (y esto incluye contenido de la competencia).

La información hoy más que nunca está disponible de forma gratuita. Qué mejor que estés considerado un referente en tu sector. Tienes que ser una persona que está al día de lo que pasa, no sólo en su empresa, sino en el mercado. Aún así, te dejo referencia de personas que son referentes por si te puedes identificar con alguna de sus normas.

Regla del 20% 20% 60% – Phil Gerbyshak

Esta es la que más me gusta de todas. Su traducción a la vida real es la siguiente:

  • 20% hablando de la empresa y las soluciones que aporta
  • 20% hablando de uno mismo: qué piensas, qué opinas, qué estás viviendo. Ojo. Nada de política ni de religión.
  • 60% contenido útil: si lo generas tú o tu empresa mejor. Pero si no, comparte contenido de tu competencia o del mercado. No tengas miedo. Tu comunidad lo lee porque tú lo has compartido. Saben que todo lo que compartes es útil y en la mayoría de los casos, en su mente queda que eres tú el autor de ese contenido.

Otras reglas para compartir

  • RaMGoN y su regla 1-3-6-9 para Google +: tiene mucho sentido usarlo en todas las redes sociales. Ahí va: Por cada 1 publicación propia, compartir 3 publicaciones de otras personas, comentar en otras 6 publicaciones distintas y recomendar otras publicaciones 9 publicaciones. Es especialita en Social Media y le escuché en el podcast también muy recomendable de la Academia de Marketing Online de Oscar Feito. A Óscar Feito le sigo porque es una de las personas que más claro explica en qué consiste tener una comunidad y en hacer aquello que te gusta.
  • Mario Martínez Jr. – 50% – 50%: recomienda 50% de contenido sobre tu empresa, producto y cómo soluciona problemas; y el otro 50% con todo aquello relacionado con la industria en la que estés. Da igual la fuente de origen del contenido. Si os gusta el social selling y los aspectos prácticos no dejéis de seguir su podcasts.
  • Tim Hughes y su Regla del 4-1-1 adaptada de Twitter. No en número, pero en porcentaje: 4 publicaciones para formar a tu público objetivo (independientemente de la fuente); 1 publicación de autopromoción invitando a un evento; 1 publicación de autopromoción directa solicitando una demo o un presupuesto. Recomiendo para todos aquellos que os guste este tema su libro “Social Selling: techniques to influence buyers and changemakers”.

Y NO TE OLVIDES DE CONTESTAR A TODOS LOS COMENTARIOS. Si no hay nada que comentar, al menos agradecer el esfuerzo. Seamos todos conscientes que escribir un comentario nos lleva un trabajo. No sólo de tiempo, sino también psicológico. Se está exponiendo en público. La persona que lo escribe le gusta saber que lo que comparte interesa y recibir cariño. Qué menos que dárselo.

CÓMO COMPARTIR

Aquí añado mi granito de arena para ayudar a compartir todo el contenido que no es tuyo. Comparte siempre dejando tu opinión. Nadie recomienda a una persona que vea una serie o una película porque sí. Le anima explicándole con pasión lo que más le ha gustado. ¡Haz lo mismo!. Aprovecha y comparte todo aquello que más te ha gustado. Te dejo aquí un vídeo sobre cómo compartir en LinkedIn:

  • Desde copiar las frases que más te han gustado.
  • Hasta expresar tu opinión a favor o en contra de lo publicado (siempre con educación).

Un simple comentario diciendo “Me ha gustado” es bienvenido. Aunque lleve un poco más de tiempo es más beneficioso especificar qué parte es la que más te ha gustado o cuál es tu opinión. La persona que hace el comentario deja su huella personal y el autor sabe qué es lo que más repercusión tiene. Por si te apetece leerlo, tienes aquí un artículo mío titulado Te quedas corto si sólo das las gracias.

CITAR SIEMPRE LAS FUENTES

Ya sé que hay veces que no lo hacemos por dos motivos:

  • Por vaguería: tengo prisa y lo pongo sin más. Vete tú a buscar ahora quién lo dijo. Pues como linkedin va de compartir te recomiendo que en cuanto veas algo que te gusta, lo compartas. Así no se te olvida la fuente.
  • Por querer parecer muy expertos: es insostenible. Nadie sabe de todo y todos estamos expuestos al fallo. Nos gustan las personas vulnerables. Si compartes todo lo que sabes, aunque no sea tuyo, seguirás siendo un referente.

Cuando compartas, menciona siempre las fuentes (pinchando el nombre – taggeando) para que el autor pueda participar en los comentarios (LinkedIn avisa que has sido nombrado). Fíjate en este caso como lo hace Beatriz Arroyo Carrasco. No sólo cita al autor, sino también a la persona de la red que lo compartió y por la que ella se enteró.

¿Y SI QUIERO QUE ALGUIEN SE ENTERE?

Este año me he propuesto incorporar información y artículos de otras personas y no sólo mío. Creo que enriquece más. Entonces, ¿cómo hago saber a esa persona que la he mencionado? Porque en Pulse, o en un blog personal, no hay posibilidad de hacer mencionar a esa persona haciendo que le llegue un aviso.

Mandarle un mensaje

Yo soy partidario de mandarle un mensaje para hacérselo saber. Pero aquí hay un problema: si nunca has interactuado con esa persona, ni le mandaste una invitación personalizada, ni un mensaje de bienvenida, ni respondiste a sus mensajes, ni participas en su actividad, vamos que si tú nunca opinaste públicamente sobre la actividad de la otra persona, ¿qué esperas? ¿que él si lo haga? …..

Citarle en un comentario

Para mí es la opción menos recomendable. Muchas personas nombran a los citados en un comentario (pinchando su nombre – taggeando) porque así le llega una notificación. Y a esperar para ver si hay suerte y responde.

Anécdota

El otro día en la Academia de Música era el cumpleaños del Director. No nos conocíamos. Lo supe porque había una tarta en recepción. Cuando el Director salió le dije ¡Feliz cumpleaños!. Y como no nos habíamos saludado nunca él me contestó en forma guasona: ¡Coge tarta sin problema! Pensó que le había felicitado para comer un trozito. Esa, es la misma sensación que tiene alguien que le mencionas y con el que nunca has tenido una palabra. Cuando no cultivas la relación y te diriges a una persona, lo primero que pensará es: ¿qué querrá de mí?

Así que si vas a mencionar a alguien, ¿qué te parece ir interactuando de forma real (no interesada) con todo lo que comparte?

Aquí te dejo el último artículo de Miquel Nadal titulado Cómo lograr una red de calidad en LinkedIn con más de 10.000 contactos.

LinkedIn va de lo que tú puedes aportar, de lo que ahora se llama marca personal. Tu prestigio hace a la empresa grande, y no al revés. Hoy trabajas para una empresa, y mañana para la competencia. Y tu red tiene que confiar en ti y después en tu empresa. Las empresas tienen que lograr que los mejores quieran trabajar con ellos y no con su competencia.

PASA A LA ACCIÓN YA

Muchos usamos LinkedIn para estar al día de lo que está pasando. Si quieres formar una comunidad o dejar tu huella personal esto puedes empezar a hacer esta semana:

  • Lee artículos que te llamen la atención (no vale recomendar porque otros lo hayan hecho).
  • Los que te gusten, comenta aquello que te ha llamado la atención (no basta con un simple me ha gustado, excelente, enhorabuena) y citando a la persona. Y si eres muy tímido, o no quieres exponer tus comentarios públicamente, ¿qué tal enviar un mensaje interno a esa persona diciendo lo que más te ha gustado? Y si no lo tienes en contactos, ¿qué tal enviarle una invitación personalizada diciendo que le conociste leyendo uno de sus artículos y por eso quieres conectar?
  • Y no pares hasta encontrar al menos 2 por semana. ¿Qué te parece empezar con este artículo? Ya sólo te quedaría otro más para esta semana.

>> La lista está cerrada y ya hay 170 profesionales que están recibiendo consejos extras. No te preocupes.  Apúntate a la lista de espera y te avisaré cuando haya novedades. 

Ayudo a profesionales que quieren soluciones sencillas para mejorar los resultados de su empresa implicando a sus equipos. Lo hago a través de formación práctica hecha a medida de las empresas, conociendo previamente su realidad. Visita mi página web para conocer mejor cómo puedo ayudarte o contáctame a través de la página web.

“La suerte no existe eres tu quien la trae” 
Me encantaría conocer tu opinión. Deja un comentario