Constantemente recibo la misma pregunta en LinkedIn. David, ¿cómo puedo ser viral en LinkedIn? Igual que en otras redes sociales es muy complicado ser viral. Incluso siéndole, inflaremos el ego y no la cuenta corriente. ¿Por qué no enfocarnos en ser rentables?

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify


LinkedIn y la vida real

El pasado 29 de noviembre estuve en el evento Líderes que organizó Bruno Moioli en el Cartuja Center de Sevilla. El escenario impresionante y participar junto con Desiré Vila, Darío Piera y el Equipo Arus fue todo un honor.

 

Muchas veces nos planteamos si ser viral es el objetivo. Quizá podamos llegar a muchas personas y no dejar huella. O llegar a pocas personas e impactarlas en su día a día. Y todavía mejor, hacerlo siendo uno mismo. Ser viral de por sí, no tiene mucho sentido. Vamos a verlo en concreto en los siguientes puntos:

  • Cómo ser viral sin que sirva de nada
  • Cuáles son las mejores métricas
  • Adiós a las métricas vanidosas

 

 


Cómo ser viral sin que sirva de nada

Es frecuente ver publicaciones virales en LinkedIn que, desgraciadamente no consiguen sus objetivos.

Publicaciones pidiendo trabajo

A mí me gusta mucho utilizar el término personas con boca grande y corazón pequeño. Es un término que acuñé en mi libro Lecciones de un quiebra y que descubrí cuando peor lo estaba pasando económica y profesionalmente. Se nos llena la boca de buenas palabras, lo que te voy ayudar y la pena que me da la situación en la que te encuentras. Me sumaré públicamente al lamento colectivo. Sin embargo, a la hora de la verdad, nunca haré nada por ti. Ni el más pequeño esfuerzo.

Es una situación similar que veo en las publicaciones de personas que, en un momento de desesperación totalmente entendible, piden ayuda en la red para conseguir empleo. Muchas personas te ayudarán dando a recomendar e incluyendo en los comentarios mucho éxito, espero que tengas suerte, fuerza o similar. Nadie cogerá su teléfono, llamará a una persona que te pueda necesitar y hablará bien de ti para que por lo menos tengas la posibilidad de una entrevista de trabajo.

Respeto las publicaciones de todas las personas y yo no soy  quién para meterme en su estado de ánimo. Desde fuera, personalmente, aunque no sea tan viral es mucho mejor publicar contenido demostrando qué puedes hacer por una empresa y cuáles son tus habilidades. Lo que en otras ocasiones yo he llamado contenido de consideración.

Publicaciones quejándote

Todas las publicaciones donde los profesionales nos quejamos de situaciones también son virales:

  • Que si la situación económica es injusta.
  • El algoritmo de LinkedIn no me favorece.
  • Historias contando alguna situación negativa.

Cualquier tipo de publicación relacionada con quejas colectivas incrustadas en la mente colectiva funcionan muy bien. Toda publicación que no tenga un objetivo, (método TROYA), mejor no hacerla. Si después de tu publicación no hay una llamada a la acción, tienes que pensar si esa publicación no hubiese sido mejor hacerla en otra red social. Y llamada a la acción puede ser leer un artículo, descargar un recurso, o simplemente invitarte a conectar. Algo que tenga que ver con tu actividad laboral.

 


Cuáles son las mejores métricas

Para mí los mejores indicadores para hacer seguimiento de tus publicaciones son:

  • Invitaciones a conectar
  • De esas invitaciones, con cuántas has iniciado conversación. Recuerda siempre tener preparada y utilizar tu plantilla de bienvenida.
  • De esas conversaciones que has iniciado o contactos que has realizado cuántas se convierten en oportunidades de negocio.

 

Ojo, esto no es magia ni inmediatez. Puede que inicies la exploración de oportunidades profesionales después de 6 meses, un año o incluso más. Antes de iniciar cualquier relación profesional hay que generara confianza. La mejor forma de conseguirlo es estar publicando contenido de forma constante. Personalmente, la gente que me conoce, me puede comprar algo en 2 ó 3 semanas. Es un porcentaje mínimo. Y si no me ha comprado, sigue mi contenido y:

  • Me puede recomendar a otras personas (esta sí que funciona bien).
  • A los seis meses, un año o más contratarme algo.
  • Simplemente no hacer nada.

No existe la magia de publicar = generar negocio.

Si eres de los que tiene un embudo de conversión fuera de LinkedIn, también puedes medir tu efectividad en LinkedIn por el número de personas que se suscriben a tus recursos y cuántos de ellos conviertes.

En mi caso, tengo mi curso online LinkedIn sencillo y mis llamadas a la acción son la suscripción a los módulos gratuitos de mi curso. Desde allí, tengo que ver cuánta gente entra por publicación y cuántas de esas personas convierten.

Alumnos y clientes míos también tienen una parte de su negocio que funciona de esta forma. Sacan a las personas de LinkedIn con las publicaciones y a partir de ahí utilizan una estrategia de email marketing.


Adiós a las métricas vanidosas

Siempre que las personas me preguntan que les ha ido muy bien una publicación por el número de visualizaciones o por el número de comentarios le hago el mismo comentario: cuántas personas te han invitado a conectar.

Si no te ha invitado nadie a conectar estás en el grupo de publicaciones virales no rentables.

Para medir la rentabilidad de tus publicaciones olvídate de:

  •  Número de visualizaciones, y recomendaciones/reacciones: no te van a dar dinero. Es muy posible que recomienden sin leer porque otras  muchas personas han recomendado.
  • El SSI: cuanto más tiempo estés en LinkedIn, más nota ten pondrán en este indicador. Hace años, yo he llegado a tener hasta 91/100 de nota en el SSI. Ahora estoy en 79/80 y tengo más oportunidades profesionales pasando menos tiempo.

Quizá, de este tipo de indicadores el único que se puede salvar son los comentarios. No los comentarios sin sentido o que no aportan nada tipo Qué bueno, Eres un/@ crack. Este tipo de comentarios donde te preguntan para ampliar información, dan su opinión o te piden que hables sobre otros temas.

No se trata de cantidad, se trata de calidad

Recuerdo una de mis publicaciones relacionadas con temas financieros que no llegó a los 100 clics, y sin embargo me abrió la posibilidad de hablar con una persona responsable de un departamento financiero de una multinacional.

 

 


  1. Puedes ser viral quejándote o en temas relacionados con pedir trabajo. Sin embargo no conseguirás tus objetivos.
  2. Para mí las mejores métricas son las invitaciones a conectar, iniciar conversación y cerrar negocios.
  3. Olvídate de las métricas vanidosas de alcance de número de visualizaciones, cantidad de recomendaciones / reacciones y SSI. No te dan de comer.

 

Si quieres tener una estrategia para ser visible y rentable para estar en LinkedIn (perfil, crecer en tu red de contactos y crear contenido)  puedes apuntarte a la Academia LinkedIn Sencillo con un pago único o si quieres ir acompañado porque no tienes tiempo puedo acompañarte como mentor.

Recursos mencionados

Artículos

Recursos

 


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]