Cantidad de contactos y calidad. Los dos aspectos cuentan. Traducido a LinkedIn: personas que son activas en LinkedIn y existe posibilidad que te referencien.  No creas que solo los clientes directos son tu cliente objetivo a añadir en la red de contactos.

 

 

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify


LinkedIn y la vida real

Hay veces que doy charlas gratuitas donde asisten 50 ó 100 personas y soy incapaz de hacer ni una venta.

Sin embargo, hay otros entornos más íntimos donde acuden 10 ó 15 personas y siempre consigo hacer negocio.

No se trata de cantidad de personas. Se trata también de la calidad de las personas. Lo ideal sería poder juntar cantidad y calidad. No siempre es posible. No te merece la pena incluir en LinkedIN personas que no conoces y que además no son activas en LinkedIn. Serás un gran coleccionista de contactos. Nada más.

Hoy vamos a ver los sigueintes temas:

  • ¿Se puede hacer negocio con menos de 1.000 contactos?
  • Cómo hacer crecer mis contactos de forma sana
  • A quién aceptar y a quién no

 

 


¿Se puede hacer negocio con  menos de 1.000 contactos?

Es posible y me ha pasado en dos casos durante este mes de COVID. La clave no es el perfil. Es el contenido. Aquí te explico los dos ejemplos:

  • Una persona que trabaja por cuenta ajena, con una red de 300 contactos le ha entrado una petición de presupuesto. Casualmente porque una persona de su pequeña red recomendó una de sus publicaciones en vídeo. Esa contenido le llegó a una persona responsable. Le encantó la publicación y le pidió presupuesto.
  • Otra persona que es dueño de una asesoría, con una red algo inferior a 1.000 contactos también ha recibido una petición de presupuesto para trabaja. Es una persona que tiene un negocio complementario al suyo y le propone aportar clientes que no quieren estar con las Big4  y quieren algo más operativo. También fue a partir de una publicación. Este caso en PDF.

El factor común en los dos casos es contenido. No sólo se trata de buen contenido, sino también de un contenido aterrizado y vistoso. Muy fácil de consumir. En otro programa hablará de estas dos palabras que quiero te metas en  la cabeza:  Contextualizar y Cuantificar.

Es muy improbable que con esas técnicas de visitar un perfil, luego recibir la invitación de otro perfil puedas hacer negocio. Ni que tampoco invitando de forma spammer (ofreciendo productos y servicios antes de generar confianza) lo puedas lograr.

El buen contenido fácil de consumir es la clave. 

 


Cómo hacer crecer mi red de contactos de forma sana

Sin embargo, con una red de contactos tan limitada tu contenido tus posibilidades de ser recomendado son menores.

Entonces, ¿cómo hacer crecer mi red de contactos de forma sana?

  • Invita a todas las perosnas que tienes en tu mail de forma automática si está ligado a yahoo o Gmail. Y si no lo está, puedes exportar los mails en un archivo y facilitar ese archivo en LinkedIn para que te busque los contactos.
  • Invita a todos los contactos de tu teléfono. Sólo se puede hacer desde la app móvil. LinkedIn se encarga de buscar a esas  personas que están en LinkedIn con ese número de teléfono.
  • Sigue las publicaciones de personas que son referentes en tu sector. Me refiero que no son competencia. Que por sus tarifas van a otro segmento de clientes. Interviene en sus publiacaciones e invita a conectar a esa persona y a las personas que hagan comentarios interesantes en el contendio.
  • Publica contenido: recuerda que es muy complicado que las personas participen en tu contenido si tú no participas en los contenidos de otras personas. Invita a las personas que recomiendan y comparten.
  • A cada persona que conoces en tus relaciones profesionales, invítale a conectar por LinkedIn. Y coméntale que publicas contenido todas las semanas que puede ser de su interés.
  • En los ambientes que estés: ya sea de estudios de master, de coworking, conferencias, webinars, ….
  • En las reuniones comerciales que tengas, invita a conectar a todas las personas que están en la reunión e incluso a las que no están y toman decisiones. Es una forma que consuman de forma silenciosa tu contenido.
  • Personas con las que hayas estudiado y/o trabajado. Es una forma de retomar la relación.

No soy partidario de invitar a personas:

  • Grupos de LinkedIn: en especial esos grupos que son de spam, donde no se aydua. Que son un sitio para meter tus artículos y publicidad. Ya hablé de este tema en: ¿Están muertos los grupos de LinkedIn?
  • Sugerencias de LinkedIn: te puede dar una idea de qué personas conectar.

En general, cualquier forma de conectar donde antes no se haya creado confianza. La tasa de aceptación de estos contactos puede ser inferior al 10%. Con las posibles penalizaciones de LinkedIn.

De nada sirve invitar a  personas que no son activas en LinkedIn.

Ponte un objetivo semanal a conseguir: voy a crecer mínimo 10 contactos a las semana o 25 contactos. Recuerda siempre enviar invitaciones personalizadas. Recuerda retirar las invitaciones que hayas hecho y no te hayan aceptado. Yo  lo suelo hacer pasadas 3 semanas.

 


A quién aceptar y a quién no

Yo tengo  muy claro a quién no aceptar:

  • Personas extranjeras que no hablan español (porque publico en español) y que además son: de bancos de inversiones (son perfiles falsos), chinos, indios, …
  • Personas que veo que me van a vender por su perfil (medio vacío y agresivo) o que en la invitación ya me están vendiendo.
  • Personas que por cualquier motivo no me generan confianza.

Y al resto de personas las acepto. Puedes hacer negocio con personas de primer nivel. En mi caso, si no lo hago al principio, puede que pasen años para que lo vuelva a hacer. Sin embargo, esas personas me recomiendan.

Se trata de estar en la mente de las personas cuando tengan un problema. Que les venga nuestro nombre a la cabeza.

No existen milagros. La venta en redes sociales es igual que en la vida física. Lleva su tiempo. No hay fórmulas mágicas.

 


Resumiendo lo que hemos vistos hoy:

  1. Con más contactos de personas activas tienes más posibilidades de hacer negocio, siempre que publiques contenido.
  2. Incoporar los contactos que ya conoces. Los tienes en el mial, móvil, reuniones comerciales, webinars, personas con las que has estudiado y trabajado o en ambientes de publcaciones de temas que son de tu interés.
  3. Salvo perfiles falsos o spammer, te recomiendo aceptar. Los negocios vienen  porque te suelen referenciar.

 

Cuéntame cómo haces crecer tu red de contacos.

 


¿Quieres saber más sobre LinkedIn? Descarga estos 4 ebooks gratuitos sin suscripción


 

Recursos mencionados

Artículos

Recursos

 


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]