Me doy cuenta que quiero hacer cosas nuevas que me llenen más como persona y profesional. ¿Borro mi pasado?

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify


LinkedIn y la vida real

Ya sabes si me sigues que yo he quebrado. No lo puedo borrar. No lo puedo esconder.  Posiblemente, ha pasado de ser una desventaja a ser uno de mis puntos fuertes. Son varias cosas las que pongo en valor:

  • He sido capaz de gestionar el crecimiento de una empresa de cero a casi 12 MM en 6 años.
  • He gestionado mi fracaso y he salido adelante con mi marca personal.
  • Conozco tanto la vida empresarial (por mi empresa y mi pasado) como la vida del emprendedor con pocos recursos.

Todo esto es lo que da valor a mi persona. Las personas me compran a mí y a mi experiencia (buena o menos buena). Haga lo que haga tengo tres líneas que son mi hilo conductor:

  • Hacer sencillo lo que parece complejo.
  • Que haya un antes y un después de estar conmigo.
  • Pasármelo bien.

 

Hoy vamos a ver:

  • Saca partido a tu pasado.
  • Pon en valor tus logros.
  • ¿Trabajar por cuenta ajena o ser autónomo?

 

 

 

 

 


Saca partido a tu pasado

Lo he comentado algunas veces. Quebrar está muy bien solo para el postureo. Todavía no he visto ningún anuncio para trabajar por cuenta ajena o propia que te pidan expresamente haber tenido tu empresa. Te haya ido bien o mal.  Mi abuelo siempre decía que es mejor que te llamen c***ron que no que te digan pobrecito.

Durante mucho tiempo me º. Hasta que no me perdoné, no volví a mostrarme tal y como soy. Tanto es así, que los primeros trabajos como autónomo que conseguía, siempre le decía a la empresa antes de contratarme que había quebrado. Te estoy hablando de grandes empresas con tiendas que me contrataban y me contratan para dar formación de venta a sus equipos de tienda.

Pensado fríamente, si una persona googlea mi nombre, salen las notificacione del BOE relacionadas con mi quiebra tanto de empresa como personal.

Como te he comentado en la presentación me he perdonado y he sacado lo positivo de todo lo que he vivido. Me parece estupendo que no quieras volver a trabajar en lo mismo. Por ejemplo, a mí me costaría volver a trabajar en calefacción eléctrica. No digo que no lo haría nunca. Si alguna vez lo necesito por dinero, puede que vuelva. Intento evitarlo.

En mi vida profesional, hay factores que he puesto en valor:

  • Gestión comercial.
  • Gerencia de empresas.
  • Indicadores comerciales.
  • Emprendimiento desde cero y capacidad de superación.

Todo lo que yo he vivido, pero ahora aplicado a cualquier otro campo. Ahí está la clave. Recuerdo una persona que me dijo que quería  moverse de la fotografía al marketing online. ¿Y por qué no moverte de la fotografía al marketing online basado en la fotografía? Seguro que ahí tienes menos competencia.

Puede que también hayas sido una persona encasillada en un sector. Me acuerdo de un caso relacionado con educación y satisfacción de alumnos. Toda esa experiencia la puedes llevar a customer experience de otras empresas.

Y en el tema comercial es más fácil todavía. Si tienes habilidades con un tipo de empresas, seguro que puedes vender de distintos sectores al mismo tipo de empresas o interlocutor.

 


Pon en valor tus logros

Una forma muy buena de ponerte en valor es ir enumerando los logros que ya has conseguido. Sean más o menos importante, son tus logros.

A nadie le digo que «venda humo» o que «maquille» lo que no es. Pero sí, que no dejes sin poner nada de lo que a ti te diferencia. Te voy a dar algunas pistas de qué temas puedes poner en valor y cómo cuantificarlos:

  • ¿Has trabajado con personas? Si las has tenido a tu mando, cuántas personas eran, si no tenías equipo, con cuántas personas te relacionabas, qué características tenían (diversidad cultural, diversidad de funciones, ….)
  • ¿Qué tipo de responsabilidad tenías? Presupuestos o proyectos cuantificados en dinero, fechas límites a cumplir, sectores donde has estado, ….
  • ¿Cuáles han sido las veces que más orgullos te has sentido de ti en el trabajo? Piénsalo. Qué pasó, qué conseguiste, fue solo, como parte del equipo o liderando el equipo. Muchas veces no son hechos puntuales, sino que ha sido el resultado de una evolución.

Por ejemplo, una de las cosas de las que me siento orgulloso siempre ha sido de poner indicadores de gestión, dárselos a las personas y ver cómo se mejoraban tanto los indicadores como la cuenta de resultados. Y en mis comienzos laborales, eso me valió para darle la vuelta a una empresa de pérdidas a beneficios, y más adelante mejorar la gestión y los resultados.

He escuchado otras historias fantásticas que son reales: conseguir prácticamente cero desviaciones en presupuesto, reducir el número de horas, montar una delegación comercial desde cero, conseguir proyectos siendo parte del equipo por millones de dólares, … Seguro que hay acciones en las que has logrado grandes beneficios.

No borres a tus antiguos contactos. Ellos te pueden recomendar para tus nuevas actividades. Te conocen bien y confían en ti. Es más, aprovecha para informarles de tu nueva actividad.

 


¿Trabajar por cuenta ajena o ser autónomo?

Para trabajar como autónomo hay que hacerse solamente dos preguntas:

  • ¿Tener jefes no es ningún problema?
  • ¿Quieres seguridad económica?

Si a estas dos preguntas has respondido sí, entonces, de forma clara el tema del autónomo no es para ti. Hay mucha literatura con el que si quieres puedes, lo vas a lograr, …. Si lo intentas tienes más posibilidades de lograrlo. Pero nunca la seguridad. El gran Rafa Nadal no gana todos los partidos que juega. Y seguro que en todos piensa en ganar. No siempre es posible. Lo importante es disfrutar el camino.

Hablábamos en Me estoy reinventado: qué cambio y cómo lo doy a conocer de la importancia de ganar autoestima cuanto antes. De probar tus servicios (en caso de ser autónomo) a precio amigo con empresas / personas de confianza. No que lo hagan porque sea económico, sino porque lo van a utilizar. Que puedas recoger opiniones y también tener buenos testimonios.

En caso de trabajar por cuenta ajena, no queda otra que ir publicando contenido y seguir con  las mismas técnicas de prospección de venta aplicadas al trabajo.

Pon en valor todo lo que hemos visto en el apartado anterior: no se trata de borrar tu experiencia. Se trata de poner en valor tu experiencia en otros campos.

Hay personas que han trabajado en empresas grandes y nunca volverían a trabajar allí. Pero las empresas que te contratan que serán PYMEs quieren tu experiencia de gran empresa: en saber cómo moverte, procedimientos, automatización, organización, ….

No te olvides de seguir formándote. No por el valor del título, sino porque puedas poner en práctica todo lo aprendido.

Sigo pensando que yo subiría el Everest con un sherpa que ha subido 50 veces. Y nunca con un científico de la NASA que nunca lo ha hecho. Tú y yo somos sherpas. Vamos a ponerlo en valor.


  1. Tu pasado siempre es visible y siempre hay cosas buenas.
  2. Pon en valor tus logros. Aprovecha tus contactos para darles a conocer tu nueva actividad.
  3. Prospecta en frío si quieres trabajar por cuenta ajena o consigue tus primeros servicios a precio amigo para coger testimonios y confianza. Y usa prospección y contenido.

Siempre te compran a ti por toda tu experiencia. Ponla en valor.

 

En el curso online linkedin sencillo tienes un apartado especial para saber en qué eres diferencial, además de mi soporte:

CUPÓN 20%: DAVIDBLOG

 

Recursos mencionados

Artículos

Recursos

 


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]