Decir de forma genérica «¿En qué te puedo ayudar?» es una manera educada de no preocuparte por la otra persona. ¿Cómo mostrar verdadero interés?

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify


LinkedIn y la vida real

Ahora que se acercan las Navidades y es época de regalos, no es lo mismo sorprender con un regalo inesperado que sabemos que gusta, a dar dinero a la otra persona para que se compre lo que quiera.

Comprar un regalo significa preocuparte de verdad por la otra persona, estar atento a sus necesidades, intentar agradar, sorprender y dejar huella. Existe magia, la implicación y complicidad.

Sé que a veces lo hacemos, pero qué te parece mejor: ¿sorprender con un regalo o preguntar directamente qué quieres de regalo?

¿Por qué no intentamos hacer lo mismo en LinkedIn? ¿por qué no pasamos de un genérico en qué te puedo ayudar a preocuparnos de verdad de la otra persona?

  • ¿Por qué no decir en qué te puedo ayudar?
  • ¿Cómo preocuparme de la otra persona?
  • ¿Cómo sorprender?

 


¿Por qué no decir en qué te puedo ayudar?

He recibido algunas invitaciones, y después de iniciar conversaciones en el mensaje de bienvenida, la otra parte me insiste en un par de mensajes diciendo «¿En qué te puedo ayudar?»

Y la verdad, lo primero que mi mente piensa cuando me hacen esa pregunta es, ¿me puedes dar un millón de euros? o «burradas» de ese tipo imposibles de ofrecer. Imagínate que yo la hiciera. Muchas personas me dirían que les hiciese la mentoría de forma gratuita. Pero para eso tengo los artículos, que son más genéricos y que son los que comparto con las personas que me conectan en función de sus necesidades.

Son varios los problemas que se repiten cuando te hacen esta pregunta:

  • La persona que suele hacerte esa pregunta tiene un perfil donde es muy complicado saber qué me puede ofrecer.  Es un perfil muy orientado a su vida laboral, pero no a cómo puede ayudar a sus contactos.
  • ¿Has mirado realmente mi perfil? ¿Has visto mi mensaje de bienvenida? ¿Crees que con los intereses que tengo me puedes ayudar a algo? Sin ir más lejos, una de las personas con las que inicié conversación hace poco, compartimos el interés por los podcast (sigue el mío también) y me sugirió un podcast sobre ventas que a él le había venido muy bien.

En vez de decir ¿en qué te puedo ayudar?, si no te sale nada (ahora más adelante veremos algunas ideas), me parece mucho mejor:

  1. Presentarte brevemente y comentar qué es lo que haces y en qué temas eres bueno.
  2. Ponerte a disposición de la otra persona.

 


¿Cómo preocuparme de la otra persona? 

No existe un proceso mágico, ni unas reglas que siempre funcionen. Voy a compartir contigo el proceso que yo sigo y que me ayuda a saber cómo ayudar de forma concreta a otras personas.

1. Ábrete el perfil del otro profesional

Hace simplemente 10 años, si sabías algo de la otra persona te tildaban de cotilla. Ahora, cuando vas a iniciar una conversación con una persona, si no te has empapado de sus gustos y aficiones significa que no te preocupas por ella.

La otra persona, si tiene pocas visitas o tiene una cuenta premium sabrá si has visitado o no su perfil. Es una primera muestra del interés mostrado. Si de verdad quieres iniciar conversaciones o simplemente eres un coleccionista de contactos.

Échate un vistazo a todo aquello que te llame la atención: pueden ser las empresas donde ha trabajado, las ciudades o países donde ha vivido, los premios que ha conseguido, sus logros o cualquier tema que te pueda inspirar.

Fíjate también en su última actividad. Qué cosas está compartiendo, comentando o recomendando. Esos son sus temas de interés.

 

2. Inicia conversaciones con tu mensaje de bienvenida

Si todavía no lo has hecho, échate un vistazo a mi artículo «Cómo dar la bienvenida a mis contactos» . Ahí tienes una plantilla de bienvenida para copiar, pegar y adaptarla a tus necesidades.

Solo te queda la primera parte de la plantilla que depende de ti. Consiste en empezar hablando de la otra persona, de todo aquello que has visto y te ha gustado.

Es posible, que la otra persona te comente a vuelta de correo sus intereses y a partir de ahí puedas ser más específico para ser útil a la otra persona.

 

3. Ofrece algo concreto a la otra persona

Arriésgate si puedes. Si tienes conocimiento de algo que le pueda venir bien, ofréceselo. No hace falta que sea contenido tuyo propio, puede ser también ajeno.

Las personas te recordarán a ti por haber acerado ese contenido y, posiblemente, puedan acudir a ti si tienes más dudas.

Vamos a ver este tercer punto en más detalle en el siguiente apartado.

 


¿Cómo sorprender?

Empiezo este apartado con una frase de Eva Collado Durán en su libro «Marca eres tú»:

«[…] la gente te quiere y te valora por lo que tú eres capaz de llevar y aportar a su vida.»

Si tienes una finalidad comercial

Hay que demostrar y mucho para empezar a generar confianza y que alguien te compre (no que tú les vendas). Aquí tienes dos opciones:

  1. Si creas contenido propio, en función de su perfil y todo aquello que comparte puedes mandarle una de tus piezas de contenido o alguna guía descargable. Si los perfiles son nivel C, será complicado que se suscriban. Así que soy partidario de darlo sin suscrpción ni nada.
  2. Ten siempre buenas piezas de contenido ajeno para compartir: pueden ser estudios sectoriales o artículos que te hayan sido útiles.
  3. Recomienda fuentes a seguir sobre ese tema: pueden ser contactos, revistas, podcasts, youtube, …

 

¿Y después del mensaje de bienvenida acaba todo? Si van surgiendo temas que ves que le puedan interesar, puedes seguir mandando mensajes. No bombardear, sé selectivo. ¿Tener algún contacto una vez al trimestre? Puede estar bien.

Cuando se hace una propuesta comercial siempre veo mucho mejor preguntar por su estado mandando una pieza de contenido que demuestre que sabemos del tema y de sus problemas y preguntar por la situación de la propuesta, que simplemente preguntar por la propuesta.

Llevado a la práctica en mi caso

Tengo dos artículos seleccionados para compartir con mis contactos de temas que posiblemente puedan mejorar de forma muy rápida:

Y luego, si quieren profundizar más les invito a que se suscriban a mi entrenamiento gratuitoPero si es un nivel C, normalmente le dejo los enlaces al entrenamiento.

Este es el caso de las mentorías en LinkedIn, pero al principio, con formaciones comerciales también compartía artículos y regalaba la guía Enamora a tu cliente o Feliz y Rentable. Hay mil formas que seguro se te ocurrirán para sorprender a tus contactos.

Sin finalidad comercial

Muchas personas me preguntan por el tema de encontrar o mejorar empleo. Yo no soy ningún experto en el tema, pero por mi actividad en la red, y bajo mi punto de vista, les doy mi opinión de a qué personas pueden acudir. Te dejo aquí la plantilla que tengo. Sólo hay que trabajarlo una vez y luego compartirla:

Para tema de trabajo, puedes seguir a Elena Arnaiz Ecker, Isabel Iglesias Alvarez y Jessica Buelga. Te dejo aquí un artículo de Alex López sobre cómo indicar en linkedin que estás buscando empleo:

https://www.linkedin.com/pulse/ya-puedes-indicar-en-linkedin-que-buscas-empleo-estés-lopez-lopez

También te dejo aquí un artículo de Leo Piccioli donde dentro encontrarás la filosofía de aportar valor para encontrar trabajo y un entrenamiento en 10 mails que espero también pueda ayudarte:

https://www.linkedin.com/pulse/mendigos-sociedad-anónima-s02e05-leo-piccioli

Aquí te dejo  otro artículo de los consejos de una persona que ha encontrado trabajo en linkedin:

https://www.linkedin.com/feed/update/urn:li:activity:6312356022723837952

Y aquí tienes el enlace a un portal de empleo por si puede serte de utilidad:

http://portalesdeempleo.blogspot.com

 

 

 


Causa mucha mejor impresión sorprender, que ir a remolque. Para ello te propongo que:

  1. Preocúpate de la otra persona: visita su perfil, qué temas te parecen relevantes y qué comparte.
  2. Explica bien de forma clara qué es lo que haces y en qué puedes ayudar. Trabaja tu perfil y mensaje de bienvenida.
  3. Aporta: lo que no se comparte se pierde. Puede ser contenido propio, ajeno, contactos, revistas, publicaciones, podcasts. Todo aquello que veas que va a mejorar la vida de la otra persona.

 

 


Descarga estos 4 ebooks gratuitos simplemente pinchando en la imagen

 


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]