¿Por qué no tenemos plan de publicación? Porque tenemos miedo al que dirán, porque no sabemos donde buscar contenido original y útil y porque no sabemos cómo compartirlo. En este artículo las claves para superarlo.

 

– Pinchar aquí, para suscribirme a LinkedIn Sencillo en Spotify.

– Pinchar aquí, para suscribirme a LinkedIn sencillo en Ivoox

– Pinchar aquí para suscribirme a LinkedIn sencillo en  Itunes


LinkedIn y la vida real

En los colegios cada vez más se educa en talleres colaborativos. Se está potenciando cada vez más el trabajo en grupo, el aportar y el resolver problemas en conjunto.

Y no difiere mucho de lo que ocurre en las empresas donde se va tendiendo cada vez más a crear equipos multidisciplinares.

¿Con qué objetivo? Que cada departamento salga de su parapeto y comparta con otros departamentos el objetivo común de la empresa. Por ejemplo, ya no vale que legal diga: «Eso no se puede hacer». Ahora tendrá que cambiar el discurso y decir cómo se puede hacer eso.

¿De verdad que la super especialización es la salida? ¿Cuando estamos hablando siempre de lo mismo no aburrimos a las ovejas? ¿Cómo podemos tener un plan de contenidos atractivo para nuestra comunidad? Hoy vamos a ver:

  • El concepto de la T – generalista o especialista.
  • Organizando mis publicaciones.
  • Interactúa y haz crecer tu comunidad.

 

 


El concepto de la T – generalista o especialista

La primera vez que escuché este concepto fue en el podcast de Oscar Feito de la Academia de Marketing Online en una entrevista que hacía a Anxo Pérez.Siempre me he resistido al concepto tan actual que hay de super especialización. Entre otras cosas porque me parece muy aburrido pasarme la vida haciendo lo mismo. Con lo que me gusta variar.  Posteriormente, este concepto lo he vuelto a escuchar en otros vídeo americano que compartió conmigo Brenda Rojas.

En mi opinión viene a recuperar el concepto renacentista de la persona. Tener un conocimiento global:

  • Por un lado, la parte horizontal de la «T», «-«, viene a recoger todos los temas que una persona conoce. No de forma profunda, pero sí tiene cultura como para desenvolverse, ser empático y ayudar.
  • Por otro lado está la parte vertical del palo de la «T» «|» donde está el tema en que eres un experto. Es el ámbito en el que si alguien tiene alguna duda, te llama a ti para que le resuelvas el problema.

 

Me encantaría que a futuro esta «T», se pudiese convertir en «N» o «M» a lo largo de la vida. Que hayamos podido ser expertos en muchas cosas. Qué triste es que solo haya un palo en la T.

Ya hemos puesto la primera piedra. No es necesario que siempre estemos hablando de lo mismo. Es mejor ser percibidos como especialistas con visión general de los problemas.

 


Organizando mi plan de publicaciones

A continuación te detallo algunos aspectos a tener en cuenta en tu plan de publicaciones. Lo más importante es sacar lo mejor de ti. En la Academia LinkedIn sencillo tienes plantillas para hacer tu plan de publicaciones en vídeo, pdf e infografías. Para que sólo tengas que pensar en tu plan de publicaciones y te olvides del tema técnico.

No compartas todo lo que te diga la empresa

Y una vez que ya hemos visto que no es necesario publicar siempre del mismo tema, tampoco es necesario hablar siempre de nosotros o de nuestra empresa. ¿Te imaginas en tu feed una persona hablando siempre de las maravillas de sus productos o servicios? No hace falta que te lo imagines. Seguro que alguna persona ha venido a tu cabeza.

¿Qué pasa cuando ves la foto de esa persona? Pues al final, cuando veas su foto pasar, inconsciente o conscientemente no querrás hacer clic en su publicación. Y además piensas: ¿no tendrá otro tema de conversación?

Imagínate lo que pasa cuando obligas a las personas de tu organización a compartir tu propio contenido Estás quemando tu prestigio en LinkedIn. Otros profesionales pensarán, ¿pero podemos hablar de algo más que no sea su empresa?

Lo he comentado muchas veces con el perfil. Con el contenido sigue valiendo:

SOMOS EGOÍSTAS

No nos interesa que Apple sea de las empresas más grandes y con mayor capitalización del mundo y que el marketing y las tiendas sean muy vistosas. Lo que me gusta de su Iphone X es que se desbloquea con reconocimiento facial. En las tiendas puedes tocar todos sus productos y experimentarlos. Y luego decidirás si compras o no, o si lo recomiendas.

En ninguna parte de su publicidad dicen que son los mejores. Siempre están enfocados en ayudar a sus clientes. Si Apple no hace publicidad de lo buena que es su empresa, que lo es, ¿por qué lo vamos a hacer nosotros que tenemos menos derecho. Nuestro cliente y comunidad quiere

contenido que le haga el día a día más fácil

A nivel más de la calle están las tiendas que organizan talleres para vender manualidades, o actividades de niños para vender juegos, o visitas teatralizadas para ver una ciudad.

Y todo ese contenido y esas actividades  no necesariamente la tienes que generar tú. Puede existir ya, tú compartirlo y darle tu toque personal. Para saber más cómo compartir puedes ver el artículo ¿Recomendar, comentar o compartir?. Pero recuerda que compartir contenido no es poner el enlace. No es pasar el periódico o recomendar una serie o película. Siempre hay que comentar algo, nombrar al autor y poner hashtag.

Y del contenido de tu empresa comparte aquel que creas que ayuda a tu comunidad añadiéndole tu toque personal.

¿Y puedo compartir contenido de la competencia?

De la competencia directa te diría que no, nada. Ni para criticarles. Visibilidad cero.

Sin embargo hay competencia que no aunque esté en tu mismo sector no lo es.  Hay empresas y personas que son considerados «gurús». Van a un público objetivo muy distinto al tuyo. Generan contenido  sobre temas del sector o prácticas que ayudan al cliente. Tienen unas tarifas especialmente elevadas, y tus clientes no los pueden contratar. Pero sí les gusta saber lo que hacen. Imagina que tu equipo y tú compartís este tipo de información. ¿Qué pensará tu comunidad? Que estás a la última y al día.

Ya hablé en otro artículo qué contenido compartir para crear mi marca personal. Echale un vistazo para ver cómo se pueden construir listas de twitter, buscar en linkedin con la barra de herramientas en inglés o usar answerthepublic. Y todos los expertos están de acuerdo que

vender ahora consiste en ayudar a tu cliente

 

¿Qué contenido compartir? Tim Hughes tiene la norma de 4-1-1: 4 publicaciones para formar; 1 publicación de autopromoción; 1 solicitud demo o presupuesto; 2. Mario Martínez Jr. tiene la regla del 50% - 50%. 50% contenido relacionado con tu empresa; 50% contenido relacionado con el sector; 3. Phil Gerbyshak (20-20-60): 20% hablando de tus soluciones; 20% hablando de uno mismo (sin política ni religión); 60% contenido útil.

 

Ejemplos prácticos de plan de contenidos

Vamos a poner el ejemplo de una empresa informática. Ahora, todo las personas de la empresa vendemos. ¿Cómo podría ser un plan de contenidos de tres publicaciones relevantes a la semana para dar publicidad al profesional y a la empresa?

  • Comercial: un día puede compartir un tema de datos sectoriales relacionados con la parte comercial y dar su opinión; otro día puede compartir una solución de su empresa y cómo ayuda (problema y solución real, no figurada); otro día puede compartir sobre buenas prácticas comerciales generales;
  • Departamento técnico: un día puede compartir sobre su temática y buenas prácticas del sector (big data, desarrollos, …); otro día puede compartir una solución de su empresa desde el punto de vista técnico (pero que sea fácil de leer); otro día sobre project management;
  • Dirección general: un día puede compartir sobre tendencias del sector; otro día sobre soluciones de su empresa desde el punto de vista global; otro día sobre gestión de equipos y personas; o valores y visión de la empresa.

Todo el mundo comparte de su área, pero toda las semanas también se comparte algo de su empresa. Y cuando se comparte contenido que no es propio, obligado dar tu opinión personal. Esa es la diferencia. ¿Cuántas personas hay que se «mojen» de verdad? Hay una oportunidad única para marcar la diferencia.

Los días y horas depende de tu público objetivo y sus horarios. Por lo general, los mejores días bajo mi experiencia son martes, miércoles y jueves antes de las 8:00 AM. Cuando hay más actividad en LinkedIn es antes de entrar en la oficina, la hora de la comida y por las noches.

Si quieres saber más y estar al día de cómo compartir y que yo sea su sopote, te espero en la Academia LinkedIn Sencillo. 

buenas y malas prácticas estrategia de contenidos. Siempre comparte todo aquello que ayude al cliente. No hables solo de ti ni compartas todo lo que te dice la empresa ni los enlaces sin más. Comparte siempre aportando valor. Algún tema de tu empresa, algún tema de tu especialidad y algún tema de tu sector


Interactúa y haz crecer tu comunidad

Y una vez que comparto, no se trata de exhibirse sin más. Y después de compartir decir: qué bueno soy. Se trata de interactuar con todos los comentarios y menciones. Ampliar la red de contactos con las personas que están recomendando y compartiendo.

Mucho cuidado. Que estés conectado no significa que tengas derecho a vender. Tienes derecho a empezar a ganarte la confianza.

Los profesionales en LinkedIn no están para comprar. Están para cotillear, pero por lo general no están buscando activamente nada. Entonces, ¿cómo puedo generar oportunidades?

  • Estando en la mente de tu potencial cliente todas las semanas. Cuando tenga la necesidad te llamará.
  • A través de la recomendación. Que esas personas que te siguen, te recomienden a otro profesional.

Cuida a todos los contactos, porque son ellos los que te van a ayudar a generar esas oportunidades. 

 


Para ser más visible en la red, tanto a nivel individual como de empresa lo fundamental es compartir contenido al menos tres veces a la semana. Puedes mezclar contenido propio con ajeno.

  1. ¿Generalista o especialista? El concepto de la T: que conozcas de todas las áreas, pero en una seas especialista.
  2. Organizando plan de publicaciones: busca información dentro y fuera de tu empresa;  publica al menos tres días a la semana. En principio y dependiendo de tus clientes martes, miércoles y jueves son buenos días para ello; busca diferentes perspectivas hablando del sector, de tu opinión y de la empresa; cuida los básicos de compartir: dar tu opnión, nombrar al autor y poner hashtag.
  3. Interactúa con las personas de tus publicaciones y haz crecer tu comunidad.

 

Cómo tener mi plan de contenidos. El concepto de la T. Aunque te especialices, tienes que saber un poco de todo. Ten un plan de contenidos. Cuida a tu comunidad, responde siempre

 

¿Quieres tener el reconocimiento que te mereces como profesional?

¿Te gustaría tener una marca personal visible y rentable? ?¿Para atraer a más clientes, o para mejorar tus oportunidades profesionales? Apúntate a la Academia LinkedIn Sencillo. Todo lo que he aprendido con mis plantillas y experiencia para que tú vayas más rápido.

 


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]