¿Qué hacer para que nuestras publicaciones de LinkedIn lleguen a más personas las adecuadas?

Lo más importante siempre es el contenido. Que sea útil y ameno. Después cuidar los aspectos de la publicación (horas, días, cómo se comparte) y alternativas a la simple publicación para llegar a más personas.

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify

 

Aquí te dejo un resumen del artículo en vídeo:

 


LinkedIn y la vida real

Cuando estás en casa y te llaman por teléfono para ofrecerte el cambio de contrato de luz, teléfono, seguro o similar: ¿qué tal te sienta?

La verdad, no nos gusta que nos molesten ni que« nos vendan motos». Personalmente pienso que ahora puedo conseguir un ahorro puntual. Pero, en cuanto pase ese periodo, lo más posible es seguir pagando lo mismo.  ¿Cómo si es tan ventajoso no me lo ha comentado ningún conocido ni aparece en ningún foro o red social?

En LinkedIn pasa lo mismo. Son las personas las que deciden qué y cuándo consumir el contenido que a ellos les interesa. Quitémonos de la cabeza que ser viral es importante. Sin ninguna duda alimenta el ego. Sin embargo, no siempre es sinónimo ni de más negocio ni de más oportunidades profesionales. La clave es llevar el contenido adecuado a las personas adecuadas.

Vamos a revisar:

  • Qué contenido compartir
  • Estrategias para mover mis publicaciones
  • Malas prácticas para dar publicidad a mi contenido.

Aquí te dejo un resumen en vídeo del artículo en un minuto:

 

 


Qué contenido compartir

Para mí este es el punto más importante. Lo veo constantemente en las mentorías que realizo. Tener unos días de publicación, no significa que por publicar ese día, ya has cumplido. No se trata de poner una «x». Se trata de hacerlo bien. El contenido es fundamental. Hay una gran oportunidad de hacerse un hueco:

¿Cuántas personas están compartiendo contenido real?

Muy pocas personas comparten aspectos prácticos. Nos da vergüenza. ¿Qué dirán? ¿Y si me critican? ¿Y si es demasiado sencillo? En el artículo Ideas para crear mi propio contenido, puedes ver muchas más ideas sobre el contenido a compartir y en un vídeo me puedes ver haciendo una tortilla de patata y comparando ese proceso con la creación de contenido.

Cuando compartas contenido, demuestra compartiendo lo que haces en tu día a día. Lo que tú haces. No lo que dicen los libros u otras empresas. Céntrate en compartir tu experiencia. Que tu red de contactos sepa que eres una persona a recomendar o a consultar sobre una temática concreta.

Es muy fácil hablar de forma genérica. Si hablamos de temas temas comerciales podemos decir: hay que cuidar bien al cliente, generar confianza, mantener los márgenes. Muy genérico. Cuéntame qué haces cuando el cliente al que quieres ir no te conoce, qué tipo de información le das, cómo interactúas con él (redes sociales, mail, teléfono, visita, vídeo), qué porcentaje de cierre te da cada estrategia, cuando te pide rebajar el precio qué argumentas o cómo revisas tu proceso de venta para ver en qué has fallado. Temas concretos y útiles. Casi nadie habla de ello de una forma cercana, real y práctica.

Tu calendario de publicación tiene que ser práctico. Aquí te dejo el impacto de Xabier Balda. Un profesional que escribe todas las semanas y muy bien, pero que le faltaba el toque práctico de lo que hacía:

  • En esta imagen puedes ver la repercusión que tiene la publicación de una infografía muy práctica, con más de 17 K visualizaciones, 172 recomendaciones y 21 comentarios.

 

  • Y esas visualizaciones de su publicación se traducen también en más visitas a  su perfil de menos de 50 a la semana a más de 150. Y no sólo eso, sino que también incrementó en número de peticiones a conectar y de su público objetivo: CEOs de PYMEs

Claro, pero es que esta persona tiene una red de más de 7K contactos. Yo no los tengo. Aquí te dejo el ejemplo de Jorge Alba, con una red de menos de 300 contactos publicando sobre un tema tan poco atractivo como el cobro de deuda. Te dejo aquí las interacciones que ha tenido con su contenido, que ha creado después de hacer el libro que puedes adquirir en Amazon Curso de LinkedIn: 10 días para tener un perfil con huella. Las dos publicaciones por encima de 3K visualizaciones. Y ojo, que la publicación que más interacción tuvo (la segunda con el gráfico), yo no intervine ni recomendando, no comentando, ni compartiendo.

Una vez que sabemos qué compartir, todo va rodado. El problema es que no dedicamos tiempo a pensar en ello. Y ese es el primer punto. Arriésgate compartiendo lo que haces y sabes. Verás que tienes respuesta en tu red.

 


Estrategias para mover mis publicaciones

Si creas buen contenido (que es útil para quien lo consume porque lo puede poner en práctica o le reta a llegar más lejos), ya sólo queda compartirlo con las personas adecuadas.

Se dice que para que un cliente nos pueda comprar, dependiendo del proceso de compra, hacen falta entre 7 y 10 interacciones. ¿Tienes esos 7 ó 10 contenidos buenos que compartir?

Para mí lo ideal es compartirlo primero en LinkedIn y luego re-utilizarlo en las interacciones con el cliente. Para esos clientes que no nos siguen pero queremos contactarles.

Horarios y días de publicación

Dependerá de cuándo se conecta tu red al contenido. Por mi experiencia, cuando mejor funcionan las publicaciones, al menos en España es:

  • Martes, miércoles y jueves antes de las 8:00 AM. Si tu publicación tiene interacciones (recomendar, comentar o compartir) puede ir funcionando a lo largo del día. Si publicas por la tarde noche, tienes el parón de la noche y es como si tu publicación se muriese.
  • Si no puedes antes de las 8:00 AM prueba antes de las 14:00 AM. A la hora de comer hay bastante movimiento.
  • Los domingos por la mañana (entre 9:00 y 10:00 AM) también estoy probando publicar contenido. Se consume. Quizá no sea un día para temas muy técnicos, pero si para algo más divertido y sencillo.

Hay aplicaciones para automatizar las publicaciones en LinkedIn, pero LinkedIn las suele penalizar. Lo detecta, y el algoritmo no le da tanta difusión.

 

Desde el móvil siempre que puedas

No lo he visto en ningún sitio, pero por mi experiencia y la de mis clientes, cuando subes las publicaciones desde el móvil suele haber más interacción en linkedin. Es cierto que en los vídeos a veces el móvil da algún problema, y si tienes tu calendario no te queda otra que subirlo desde el ordenador.

Y tanto si compartes fotos, como si compartes vídeos, pon nombres a tus ficheros que tengan que ver con la temática. Todo suma.

 

Los básicos del compartir

Lo veremos más adelante y en detalle en otro artículo sobre errores al compartir contenido y cómo corregirlo pero:

  • Primera frase que enganche
  • Resume el artículo y da tu opinión sobre aquello que más te gusta
  • Nombrar al autor
  • Usar los hashtag

 

Usalos en tu plantilla de bienvenida y en el correo

Si queremos iniciar conversaciones, hay que hacerlo desde el principio. El podcast lo estrené precisamente con el artículo de  Cómo dar la bienvenida a mis contactos. Y ahí comentaba que le dieses la bienvenida por su nombre, hablases del otro profesional, te presentases y le enviases algún contenido de valor. Si tienes varios artículos que van con la problemática de tus clientes o contactos, después de visitar el perfil y la actividad de la otra persona, puedes intuir qué contenido le puede ir mejor.

También, si has publicado algún contenido interesante, y hay algún contacto que le puede venir bien, puedes enviarle el contenido.

 

Enlaces dentro de tu contenido

Muchas de estas estrategias ya las conoces. Si es contenido escrito, como hago yo en los artículos, siempre le puedes enlazar a otro contenido relevante.

Dando un paso más en la creatividad, cuando compartes una foto, una infografía, un vídeo, puedes poner un enlace a un artículo, a tu blog, a tu web, a una red social, a comprar un libro, a contactar contigo, a escribirte un mensaje o hacer algo.

Intenta que todo el contenido tenga una llamada a la acción del tipo que sea

Aquí tienes una estrategia muy original de audio-vídeo para enlazar con un podcast:

Imagen gráfica uniforme

No hace falta tener diseñador gráfico. Puedes usar bancos de imágenes gratuitos (para mí el favorito es unsplah.com) o hacer montajes con canva.com 

Que cuando alguien vea tus publicaciones, sepa que son tuyas. Puedes poner filtro de color, usar la misma tipografía. Te dejo aquí un par de ejemplos:

  • Foto  con filtro, cuadrado negro y tipografía similar. Es el blog de Beatriz G Barbeito.

Blog de Beatriz G Barbeito donde coge imagen gratuita, le pone un flitro amarillo, un borde negro y un texto

  • Montaje con símbolos y mismo tipo de letra de Brynne Tillmann:

 


Malas prácticas para dar publicidad a mi contenido

Usar el correo de forma grupal

Similar a recoger la publicidad física del buzón o cuando vas por la calle los folletos que te dan en mano: van a la papelera más cercana. El problema es que en LinkedIn estás identificado y te pueden bloquear la cuenta.

Lo primero que pasará es que las personas se darán de baja de la conversación.

Y también puede ser que alguna persona te denuncie. Te dejo aquí el desplegable que aparece arriba a la derecha cuando pinchas los tres puntitos:

Decir a las personas de tu empresa que le den a tus publicaciones

Posiblemente llegue a algunas personas más. El esfuerzo no  merecerá la pena. No me digas por qué, pero LinkedIn lo identifica y no te da relevancia.

Si tienes un contenido realmente bueno y quieres que se mueva, no importa tanto la cantidad, sino la calidad de quien le de. Busca a personas activas en LinkedIn, que creas que es de su interés el tema, pida que lo lean y que si les gusta comenten, recomienden o compartan. Y siempre de forma voluntaria.

Tampoco vale pedir el favor siempre. Se pude pedir puntualmente a una persona para darte un empujón, pero tienes que ser autónomo.

Las publicaciones en linkedin y su repercusión no es un tema automático. Hace falta ser constante. Tener un calendario de publicación con buen contenido y cumplirlo. A mí me parecería injusto que una persona recién llegada que empezase a publicar, sin tener un histórico sus publicaciones tuviesen más repercusión que las mías. Puede pasar puntualmente, pero no de forma genérica.

Y si nadie te escuha, cállate. Puedes ver más estrategias en ese artículo donde te hablo de la importancia de consumir e interactuar con contenido ajeno.

 

 


No existen fórmulas mágicas, pero si eres constante y con estrategia tienes más posibilidades para que tus publicaciones sean más visibles:

  1. Sé exquisito en el contenido que compartes: que sea útil, de tus experiencias, mójate.
  2. Buenas prácticas: cuida la hora y día de publicación, siempre que puedas desde el móvil, cuida los básicos (primera línea, nombrar al autor, resumir el contenido y hashtag), imagen gráfica uniforme, úsalo en la plantilla de bienvenida y utiliza enlaces en lo que compartes.
  3. Malas prácticas: mensajes en grupo y agobiar a ciertas personas con el mismo tipo de mensajes.

 


¿Quieres que tus publicaciones lleguen a más personas? Aplica el método TROYA

Descarga este pdf sin suscripción. Simplemente click y descarga.

 


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]