Cada red social tiene sus diferencia a la hora de compartir contenidos. En LinkedIn, no vale con compartir el enlace. Hay que mojarse más para ser más visible.

 

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify

Aquí tienes un resumen del artículo:


LinkedIn y la vida real

Existen normas en función del sitio donde estamos. No nos comportamos igual si estamos de picinic en la montaña. Si comemos en casa. O si comemos en un restaurante o en casa de familiares o amigos. Estamos hablando de comer y de nosotros mismos. Lo único que cambia es la situación.

Cada red social tiene sus normas. ¿Cuáles son las normas para compartir en LinikedIn?

Hoy vamos a ver:

  • El principal error
  • Cómo hacerlo bien.
  • Cómo evitar las penalizaciones del algoritmo de linkedIn

El principal error

Recientemente he instalado Hotjar en mi web. Se trata de una herramienta freemium que graba el comportamiento del usuario. Literlamente, graba cómo te mueves en la página web. Y además tienes remarcados los momentos de scroll y de pinchar. Ves exactamente lo que hace el usuario.

Tanto es así, que vi una grabación de una persona que estaba rellenando el formulario de contacto y me sentí como si le hubiese estado espiando. Sabía qué páginas había estado visitando y la consulta iba muy dirigida a todo lo que había visitado.Y qué bien, porque en la consulta me comentaba también lo que había visitado en mi web. Para mí dije, …. si ya lo he visto. Menos mal que tú a mí no.

Muy pocas personas llegan hasta abajo. Vivimos en el mundo del clic y la rapidez. ¿De verdad piensas que alguien va a leer lo que compartes? ¿Por qué? ¿Porque tú te lo mereces?

Aquí viene el principal error:

Compartir simplemente el enlace

En un mundo tan acelerado y con tan poco tiempo, lo que necesitamos las personas  es que resumas lo que quieres transmitir. Que te mojes con tu visión. Y aún así te costará tener seguidores si no eres constante.

¿Nunca has pensado que si las cosas no sale bien como lo está haciendo, qiuzá haya otras nuevas formas? No me refiero a avisar a todos los amigos para que le den a recomendar o comentaro. Puede funcionar una vez, pero tienes que conseguirlo por ti mismo.

No compartimos bien por dos motivos:

  1. Pensamos que estar presentes en linkedin es compartir enlaces y dar a los me gusta sin leer nada.
  2. Nos acordamos de las redes sociales para vender nuestro contenido o como medio de difusión.

En LinkedIn y en todo lo relacionado con la venta, hay que ayudar y aportar antes de pedir. Además hacerlo de forma entretenida y de forma constante.

 


Cómo hacerlo bien

Aqui te dejo una checklist de temas que tienes que revisar para comprobar que todo es correcto. Acuérdate del acrónimo TROYA. Como el caballo de Troya donde el enemigo se escondió para salir luego a conquistar la ciudad. Exactamente igual que nosotros. Tenemos que estar en la mente del consumidor:

TROYA

  • Titular que llame la atención: No hace falta que desvele, pero sí que ayude a seguir leyendo
  • Resume el contenido con lo más importante de lo que estás compartiendo.
  • Oxigena el texto: deja espacios entre párrafos, usa emoticonos y nombrar al autor. No sólo por el respeto que le debes. Egoístamente si el autor interviene en tu publicación puedes acceder a su comunidad.
  • Y (Llamada a la acción): qué tiene que hacer la persona depués de consumir tu contenido.
  • Archivar el contenido utilizando los hashtag APaoner los hashtag al final: uno tuyo, que siempre uses por temática y otros por los que pudieses ser encontrado.

Para hacerlo bien solo hacen falta dos cosas:

  1. Leer o conocer  lo que estás compartiendo. ¿Ya sabes en qué quieres ser un referente? ¿O estás en LinkedIn por estar?
  2. Resumirlo y dar tu opinión.

Esta fórmula es válida tanto para compartir contenido propio, como contenido ajeno. Aquí te dejo varios ejemplos de personas que lo están haciendo bien y con las que he colaborado.

En este caso Eva en su primera frase ubica a la persona que consume su contenido. Además le deja enlaces a contenidos de otros semanas. Eva Vallina publica contenido todos los días. Y fíjate que en sus llamadas a la acción pone enlaces a otras de sus publicaciones relacionadas.

Eva Martín Espinosa, comienza hablando de palancas de bienestar y es un contenido muy visible con los emoticonos:

Borja Rodrigo empieza con una pregunta y luego explica muy bien la solución y como ves nombra a su empresa. Antes de pasar al vídeo todo muy sencillo y visual. Además te invita a que contactes con él.

En este ejemplo de Andrés Gárcía qué importante son las llamadas a la acción. Tiene el vídeo abajo y encima las llamadas a la acción a su grupo privado de LinkedIn y a sus cursos. Andrés es alumnos de la Academia y puedes ver cómo va mejorando en todas sus publicaciones e interacciones.

Y aquí tienes uno mío (me falta la llamada a la acción). De momento sembrando en la parte de Aprendiendo de mis errores y luego ya pondré la llamada a la acción de mi libro y cursos:

 


Cómo evitar las penalizaciones del algoritmo de LinkedIn

 

LinkedIn quiere que nos quedemos en su plataforma. Cada vez que compartes un enlace que te saca fuera: a una web, a YouTube o cualquier otra plataforma, en ese momento el algoritmo te penalizará. Sí que es cierto que a la hora de compartir, LinkedIn incorporará la foto destacada, pero tu publicación no se moverá. Lo importante es que tu contenido lo consuma el mayor número de personas, y luego dirigir tráfico a la web.

¿Cómo evitarlo?

  1. Si estamos hablando de vídeo, súbelo en nativo. No tiene sentido dirigir tráfico a tu canal de YouTube o a tu web Si ese es el objetivo llegarás a menos personas. Para mí el reto actual es que las personas consuman el contenido. Vamos a dárselo en la plataforma que quieran.
  2. En el caso de subir  pdfs, que me encanta porque puedes dirigir tráfico a tu web desde varios sitios. Ya hablamos de ello en el enlace que te dejo.
  3. Si estamos hablando de texto, bien publicamos en Pulse (ahí podrás leer sobre el contenido duplicado) o  hacemos una entrada en vídeo o similar. Aquí te dejo un ejemplo del blog de PonteCara donde colaboro cómo han hecho la introducción con un vídeo destacando una frase del artículo.

 


Haz que tu contenido llegue a más profesionales con el método TROYA

Pincha en la imagen, descarga y listo


  1. La próxima vez, antes de compartir, piensa qué es lo que te ha gustado.
  2. Al compartir siempre: primera frase que llame la atención, mojarse con lo que te guste, oxigenar y usar emojis, nombrar al autor y poner los hashtag.
  3. Busca fórmulas para no compartir enlaces que te saquen de la aplicación: Pulse o hacer un pequeño resumen en vídeo.

 

Si quieres conseguir más clientes o mejorar tu posición laboral en la Academia LinkedIn Sencillo tienes plantillas, ideas, comunidad y a mí de soporte para responder a todas tus dudas y para ayudarte a conseguir tus objetivos.

 


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]