Son muchas las personas que no creen en LinkedIn. Salvo que estés buscando o quieras mejorar tu trabajo. ¿Es mágico? ¿Puede que te compren a través de LinkedIn? ¿Puedes mejorar la imagen de tu empresa?

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify

 

Aquí tienes un resumen en vídeo del contenido de 1 minuto:

 


LinkedIn y la vida real

– Papá, no quiero estos dibujos. ¿Dónde se cambia para escoger otros?

– Esto es una tele. Te tienes que aguantar con lo que ponen y con los anuncios. No se puede cambiar. No es una tablet.

Es una situación que se repite habitualmente cuando sales de casa un fin de semana o las vacaciones. Los niños saben lo que es una tele. Sin embargo, no les entra en la cabeza que haya que consumir lo que obligatoriamente están emitiendo. Que no se pueda cortar y elegir la programación.

Nosotros, que estamos acostumbrados en España a vivir de pequeños con dos canales de televisión, a ir al cole y hablar de los mismos programas y ver los mismo anuncios no nos resulta tan chocante. Honestamente, cada vez consumimos menos televisión a lo bruto y nos gusta más ir a la carta: netflix, spotify o similar.

Hay que reconocer que también coincidimos en otros temas: los directos. Ya sean en la tele o en internet, ahí todos nos quedamos pegados.

Hoy vamos a ver

  • El puerta fría
  • LinkedIn no lo es todo, pero ayuda
  • Los básicos de LinkedIn

 


El puerta fría

Los tiempos han cambiado. Comercialmente también.

Antes no había acceso a la información. Ahora hay exceso. Ya lo he comentado en otras publicaciones. Según un estudio de CEB Marketing Leadership Council

  • El primer 57% del proceso de compra lo realiza el comprador sin ponerse en contacto contigo.
  • Sólo dedica un 17% del tiempo a estar físicamente con los comerciales. Si es una empresa mediana o grande que requiere entre 3 y 5 ofertas, estamos como mucho algo menos del 6% presentes en el proceso de compra.

Como consumidores nos gusta sentir que compramos, no que nos vendan:

  • Hace años el puerta fría, como no había información disponible funcionaba mejor. Ahora cuesta que te reciban.
  • Hace años, cuando visitabas un cliente si conocías su vida, eras un cotilla. Ahora, si no estás al día de su vida y la de su empresa no te has preocupado.
  • Hace años llevar smartphone y tener internet era de pijos y personas que estaban controladas. Ahora todos tenemos acceso a smartphone, internet, whatsapp y todo tipo de redes sociales.

Mi madre, que ya es abuela, crea contenido multimedia todos los días con su teléfono. Nos envía audios por whatsapp. Si hasta la abuela lo hace en su día a día, ¿por qué tú no lo estás haciendo? ¿por qué te estás limitando? ¿por qué no llevas tu vida real también a las redes?

No estoy hablando de exponerte personalmente, pero sí compartir tu parte profesional.

 

 


LinkedIn no lo es todo, pero ayuda

Hablaba recientemente con un directivo de una empresa que además de hacer su trabajo también realiza la parte comercial y desarrollo de negocio. Me preguntaba, David, ¿esto de LinkedIn funciona? Yo creo que como el trato persona a persona, no hay nada.

Le doy toda la razón. Es una persona que por su trayectoria profesional ha conseguido tener un círculo profesional muy valioso. Y esa parte, el online no lo puede sustituir. No hay nada que funcione mejor que la recomendación boca a boca.

Mi experiencia personal

Personalmente vengo de una situación de quiebra empresarial. Con un círculo de contactos limitado en el espacio. Sin LinkedIn, no hubiese sido capaz de:

  • Tener reconocimiento fuera de mi entorno físico. La gente de mi entorno, puede decir que soluciono problemas, tengo sentido común y ayudo. Pero esas personas, sólo influirían en su entorno cercano. Ahora puedo llegar a más personas.
  • Gracias al contenido que he generado, me ha permitido conseguir clientes y poder hacer negocios y poderme sentar en la mesa y cerrar negocios con responsables de empresas medianas y grandes. A mi nivel, hubiese sido imposible ni siquiera tener la oportunidad de sentarme en la mesa con ellos.
  • Tener comunidad, ayuda a no solo escribir sobre temas que son de interés, sino también a poder vender otro tipo de productos como el libro o formación online. Cuántas personas se autopublican y no consiguen vender nada.

¿Es suficiente para hacer negocio?

Para mí es suficiente para abrir puertas. Unas veces solo con el contenido puedes cerrar operaciones. También es cierto que también hay que empujar un poco más. Ir a por los clientes que te gustan y que crees que les puedes ayudar.

Contactar a través de linkedin, no sólo por tu perfil, sino por tu actividad y reconocimiento te puede abrir las puertas que sin tener referencias directas estarían cerradas. Todos miramos el perfil del otro profesional antes de tener una reunión. Y todos los profesionales miran el nuestro. Si tenemos reconocimiento en la red, es más posible que tengamos la oportunidad que nos reciban si nosotros somos los proactivos.

Si ya tenemos una red de contactos presencial buena, ¿por qué no seguir ampliándola en el mundo digital? ¿Por qué no tener acceso a más oportunidades?

 

 


Los básicos de LinkedIn

Cuando ves una persona muy atractiva, eso es su perfil. Llama la atención y es atractivo.

Cuando te acercas y ves cómo habla y las historias que cuenta esa es la parte de interacción y contenido.

Necesitas que las personas no sólo hablen de tu fachada (perfil) sino de cómo interactúas: intereacción y contenido.

Para mí es importante:

  • Tener un perfil orientado a cliente: nada de «yoísmos», mira cómo ayudas
  • Interacción: tener tus plantillas de bienvenida para iniciar conversaciones
  • Contenido: crear tu propio contenido (si quieres ser referente) acercando y ayudando a mejorar el día a día de otras personas.

 

 


  1. El puerta fría se está muriendo. Los clientes están en redes, aprovechémoslo.
  2. Si no tienes una red de contactos presencial buena, es la mejor forma de conseguirla y tener oportunidades. El presencial nunca relegará al digital. Pero hace falta una presencia digital para entrar en el mundo presencial.
  3. Sólo por estar en LinkedIn, no pasa nada. Trabaja: perfil orientado a cliente, interacción para iniciar conversaciones y contenido que ayude a tu cliente.

 


¿Quieres saber más sobre LinkedIn? Descarga estos 4 ebooks gratuitos sin suscripción

 


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]