Sé rentable comunicando en LinkedIn y aprende a dirigir tráfico a tu página web. No sólo con los enlaces del pdf, sino también al compartirlo.

 

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify

Aquí tienes un resumen en vídeo del contenido de 1 minuto:

 


LinkedIn y la vida real

La tecnología ha evolucionado y nosotros con ella. Ya no echamos de menos lo que hacíamos, porque ahora hay mejor tecnología. Al principio nos parecía complicado evolucionar, pero después nos hemos acostumbrado a utlizarlo. Nuestros abuelos tienen smartphone, whatsapp, usan los mensajes de voz, ven las fotos en el móvil, envían y reciben memes.

¿Tú te acuerdas cuando fue la última vez que pusiste un fax, escribiste una carta a mano, llamaste desde una cabina o llevaste un carrete de fotos a relevar?

Lo mismo pasa con LinkedIn. Lo que antes valía, ahora no tanto. Y tenemos que estar al día de la tecnología.

Hoy vamos a ver:

  • Lo que gusta y no gusta al algoritmo de  LinkedIn
  • El formato pdf
  • Dirigiendo tráfico a tu web

Lo que gusta y no gusta al algoritmo de LinkedIn

El algortimo de LinkedIn, además de formatos, también entiende del tipo de contenido que se publica. Si tu contenido no es suficientemente bueno, da igual el formato que utilices, que LinkedIn no le dará visibilidad. Me gusta comentarlo porque no existen fórmulas mágicas.

Primero fue Pulse

Alguna vez ya lo he comentado. Empecé en LinkedIn en junio 2015 escribiendo en el blog de Pulse. Un poquito más de año y medio después, Talentier me eligió como uno de los influencers a seguir en LinkedIn.

Mi blog superó las 130K visitas únicas con más de un 12% de interacción (perfil, interacción y contenido). En septiembre 2017, las visitas de Pulse no volvieron a remontar. Esos artículos que escribía y que de media superaban los 1K clics y tenían interacción ya nunca volvieron a llegar a esos niveles. Al algortimo ya no le gustaba porque LinkedIn estaba lanzando el vídeo.

Aún así, en este artículo te explico por qué el contenido escrito tiene que seguir existiendo con mis propios ejemplos.

Desde mediados 2017 es el vídeo

En septiembre 2017, me lancé con mi primer vídeo. Si quieres saber qué tipo de profesional eres en LinkedIn comparado con Gran Vía puedes ver el vídeo y suscribirte a mi canal de YouTube.

A LinkedIn le gustan los vídeos en nativo. Y si los puedes subir desde el móvil, muchísimo mejor. Al algoritmo todavía le gusta más. LinkedIn quiere que te quedes en la aplicación.

No compartas vídeos desde Youtube o similar

Sube siempre los vídeos en nativo

Desde septiembre 2017 llevo más de 850K visualizaciones de más de 3 segundos. En este artículo comparto contigo cómo hacer contenido en vídeo para LinkedIn.

El vídeo sigue vigente, pero ahora a LinkedIn también le gustan los pdfs.

 


El formato en pdf

Recicla contenido

Ya sabes que soy muy fan del contenido y poder reciclarlo. Pienso que como profesionales tenemos nuestras preferencias. Y las personas que nos siguen no leen, ven vídeos o pdfs. Consumen uno o vario tipos de contenidos según su estado de ánimo y preferencias.

Es muy complicado que consuman tu contenido en los tres formatos a la vez. Porque les tiene que salir tu contenido y porque no leemos todo el contenido de los profesionales.

Claramente, ahora mismo en diciembre 2018, enero 2019, a LinkedIn le gusta mucho más mover el contenido en pdf. Incluso por encima del vídeo donde no sale nadie tipo presentación. Sí que es cierto que cuando sale alguien en el vídeo, no sé si por el algoritmo o porque a las profesionales nos gusta más el aspecto físico, esos vídeos son más potentes.

 

Formatos

Para crear pdf, lo único que tienes que hacer es tener tus plantillas con tus colores, tipos de letras y llamadas a la acción para que sólo tengas que incorporar el contenido. En la Academia LinkedIn sencillo no sólo tienes las plantillas, sino también ideas para crear ese contenido, tu comunidad privada y a mí de soporte.

Puedes usar distintos tipos de formato. Simplemente es cambiar las dimensiones de la hoja del Power Point o Keynotes de turno:

  • Panorámica: presentaciones para consumir en ordenador.
  • Vertical: consumo en móvil o para descargar libros.
  • Cuadrado: consumo en móvil y lo puedes exportar a formato imagen para usar en Instagram.

Si quieres tener este formato y muchos más, tenerme de soporte para orientarte en el contenido a publicar, acceso a una comunidad privada y ser visible y rentable en LinkedIn, te espero en la Academia LinkedIn Sencillo.

 


Dirige tráfico a tu web

Lo que más me gusta de los pdfs es que puedes rediirgir tráfico a tu web de dos formas:

1. Poniendo links en el texto donde compartes

De momento el algoritmo, no te penaliza. Aquí te dejo un ejemplo del segundo pdf que compartí. Se trata del primer capítulo de mi libro 10 días para tener un perfil con huella que también puedes descargar desde este enlace.

 

Aquí te dejo también el tráfico que dirigió durante esos días a los enlaces:

 

2. Poniendo links en el pdf que compartes

Es cierto que los links no están activos desde LinkedIn, pero una vez que bajas el pdf los puedes consultar. Aquí te dejo un tutorial de cómo subir y bajar pdfs.

 

 


  1. Ya hace tiempo que el algortimo de LinkedIn no favorece Pulse, pero sí el vídeo donde salen personas y desde final 2018 los pdf.
  2. Recicla contenido escrito y pásalo a pdf. Si va a ser tipo presentación para ordenador en formato panorámico, para consumir en móvil vertical, y para compartir en otras redes usa el cuadrado.
  3. Usa tanto el pdf, como los comentarios presentando el pdf para dirigir tráfico a tu web.

 


¿Quieres crear todo tipo de contenido en cualquier tipo de formato y no sabes cómo?

Regístrate en los módulos gratuitos del curso online Academia LinkedIn Sencillo.


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

  • Te contesto en un máximo de tres días laborables.