Ya sé que hay que crear contenido. ¿Por dónde empiezo? ¿Qué le interesará a mis contactos? ¿Será muy sencillo? ¿Me criticarán? ¿Cómo tengo siempre temas?

Escuchar en iTunes  Escuchar en iVoox Escuchar en Spotify

 

Aquí tienes un resumen en vídeo del contenido de 1 minuto:

 

 

 

 


LinkedIn y la vida real

A mí me gusta correr. Y siempre hay una primera vez para las carreras. Para los 10km, la media maratón y la maratón:

  • En los 10 km si vas a hacer marca posicionarte bien en la salida es muy importante para poder correr bien.
  • En la media maratón, aunque vayas muy bien entrenado, si vas muy rápido al principio y es tu primera, es posible que pinches al final.
  • En la maratón llega el muro a partir del kilómetro 30, posiblemente no hayas hidratado bien, o en mi caso no hacer la parte del gimnasio del entrenamiento.

Da igual. Las primeras pruebas no salen todo lo bien que queremos. Sólo practicando mejoramos. Pero si no hubiésemos hecho las primeras carreras, sería difícil que mejorásemos.

Hoy vamos a ver:

  • Déjate de excusas
  • Fuentes de inspiración
  • Crea tu calendario de publicación

Recuerda que me tienes de soporte en la Academia LInkedIn Sencillo en un grupo privado que tenemos en LinkedIn. además de poder hacer networking con profesionales que se encuentran en tu misma situación: bien quieren atraer más clientes, o bien quieren mejorar su posibilidades de trabajo.


Déjate de excusas

Antes de publicar, ponemos mil excusas: mi perfil no está perfecto, si me tengo que grabar me da miedo la cámara, no sé cómo poner un post bonito, no tengo ni idea de hacer infografías, tengo mucho que leer para justificar lo que estoy diciendo, por qué no sigo formándome antes de publicar y así todas las excusas que se te ocurran.

Los principales motivos por los que no publicamos contenido son dos:

  1. Nos da miedo el qué dirán: será demasiado sencillo, muy complicado, ¿si me critican que hago?
  2. No sabemos de qué hablar con continuidad: las ideas no salen porque sí, hay que bloquear tiempo.

 

Igual que en las carreras, lo mismo pasa con tu contenido.  Tus primeros contenidos van a ser mucho más malos que los últimos. Sin embargo, los necesitas para que a futuro tus contenidos sean mejores.

No te bloquees con ser perfeccionista.

Necesitas experiencia para mejorar. Publicar, recoge comentarios y sigue publicando.

Tanto si lo haces muy bien, como si lo haces muy mal, al principio nadie va a consumir tu contenido. 

Para que te animes, te voy a dejar aquí varios enlaces.

  • MI primer vídeo saliendo yo (septiembre 2015): 4 horas de grabación y otro día de montaje. Ten claro que no siempre se me ha dado bien grabar vídeos. Boca pastosa, hablando lento y muy poca naturalidad.

 

 

  • MI primera publicación de mi blog: Bueno, bonito y barato. No empiezo con ninguna anécdota, un estilo muy telegráfico y demasiado serio. Muy formal y se hace complicado consumirlo.

Bueno, bonito y barato una estrategia que no sirve para nada

 

  • Mi primer vídeo sin salir yo. Como puedes ver letra pequeña, no se ve bien. Nada que ver con el resumen de un minuto que has visto antes. Mucha letra y en muchos casos muy  pequeña. En ordenador se puede ver, pero en teléfono no hay quien consuma este contenido.

 

Todos estos contenidos han sido necesarios para llegar a generar el contenido que ahora genero. Y ten muy claro que antes, cualquier generación de contenido me llevaba mucho más tiempo que ahora. Ya te he comentado el tiempo del vídeo, y sacar mis primeros escritos me llevaban entre 5 y 8 horas. Ahora en 2 horas lo tengo hecho.

Y todos los contenidos, aunque no fuesen los mejores del mundo los publiqué. Tengo un lema. Nunca digo que las cosas están mal hechas, me gusta decir que:

Existe capacidad de mejora

 

 

 


Fuentes de inspiración

Lo comentamos ya por encima en el artículo Ideas para crear mi propio contenido. Dale una vuelta a ese artículo si quieres, pero todos creamos contenidos aunque no seamos conscientes de ello.

En una primera etapa por dejar el contenido bonito. Lo más importante son las ideas. En el siguiente artículo veremos la importancia de reciclar las ideas. Pero sin ideas, no hay nada. Y si son tuyas, muchísimo mejor. Ya comentamos esta idea en ¿Contratarías un community manager?

Todo lo que creas y explicas constantemente es fuente de creación de contenido

Presentarte a ti o a tu empresa

Cuando vas a una reunión siempre te presentas y cuentas más o menos la misma historia. Fíjate qué buena opción  para tenerla en tu página web o en tu perfil de linkedin en la parte de multimedia. Los  clientes la visitan antes de estar contigo. Si estás en esa reunión es porque algo les ha gustado. Además, posiblemente de ahí, pueda salir un tema de conversación.

Las mentiras del cliente

Como clientes somos mentirosos. Nos da vergüenza reconocer lo que hacemos mal. Escribamos sobre todas esas mentiras que siempre escuchamos. Hagamos sentir a nuestro cliente que le entendemos. No pasa nada porque no haga las cosas perfectas y nosotros le vamos a ayudar a mejorar su día a día y sus resultados.

Las objeciones: en el mail y en el teléfono

Antes de cerrar una venta los clientes siempre preguntan sus dudas. Esa duda que tiene tu cliente, la pueden tener otros clientes. Si la explicas muy bien, ¿por qué no creas una pieza de contenido? El otro día hablando con una persona me decía que era la bomba. Para cada petición de información siempre tenía un enlace a mi blog para resolverla. Esta forma de actuar con rapidez te da mucha credibilidad. Y créeeme, las dudas son las mismas para todos los clientes.

Si sigues mirando el mail, ¿cuántas veces has explicado a clientes o a tu equipo los mismos temas? Crea el contenido.

Las conferencias externas y reuniones internas

Toda la documentación que preparamos tanto si damos una conferencia, como si tenemos una reunión interna: ¿seguro que no podemos crear contenido? Si explicamos cuáles son los puntos diferenciales de nuestro producto, cuál es la operativa para tratar la reclamación de un cliente, qué documentación es necesaria antes de enviar mercancía o  cuál es procedimiento para reclamar un cobro, ¿por qué no creamos un contenido permanente?

Demos un paso más con nuestro contenido. Lo mismo que con nuestra estrategia en LinkedIn. No sólo compartamos lo que hacemos con nuestro entorno más cercando sino que aprovechemos para exponerlo en las redes. En linkedin, en tu web y en las redes sociales donde esté presente tu empresa y tu cliente.

 


Crea tu calendario de publicación

Cuando ves en las redes sociales a las personas hablando de lo mismo, lo más normal es bloquearlas para no recibir más contenido.

Está el contenido que yo llamo de marketing, el que te posiciona como referente pero no ayuda a cerrar ventas (contenido de marketing y contenido de ventas). Hablas siempre de tus casos de éxito, de las ferias donde vas, de los premios que recibes o del lanzamiento de tus super productos. Pero no estás aportando nada para mejorar el día a día de las otras personas. Puede que te bloquean o te ignoren.

Y si tu contenido es de ayudar a mejorar la vida de otros profesionales, también hace falta ser variado. Aquí, mi mejor recomendación es:

Si tuvieses que escribir un libro, cuál sería el índice

Prepara ese índice y así tendrás fuente de inspiración para mucho contenido. No te centres en temas técnicos, sino cómo esos temas técnicos ayudan a otras personas a resolver sus temas emocionales. Por ejemplo, si hablas en todos los temas relacionados con el ahorro y cómo invertirlo puedes tener estos temas:

  • Casos prácticos sobre qué puedes conseguir con tus ahorros comparando varias opciones.
  • Los motivos por los que no ahorras: consejos para ahorrar en tu día a día.
  • Cómo rescatar tu dinero si tienes problemas.
  • Cómo cambiar tu cartera de inversión, …..
  • Fiscalidad de los productos por edades: qué es mejor en función de la situación

 

Abrete una serie de temas y sobre cada tema vete sacando subtemas. Cada pieza de contenido tiene que tener solamente una acción. Si tiene dos acciones, entonces tienes que crear dos contenidos. Y para darle fortaleza a esa acción, como mucho tres ideas de soporte. Lo que en copy se conoce como la regla del 3. La que siempre utilizamos inconscientemente en los chistes (un inglés, un francés y un español).

Lleva una libreta de papel, o en mi caso las notas del teléfono y anota todas las ideas que se te vayan ocurriendo. Es la mejor forma de tener ideas para crear tu propio contenido. Para desarrollar ese contenido echa un vistazo a Cómo sacar tiempo para crear mi propio contenido.

 

 


  1. Déjate de excusas y empieza a publicar. Sólo practicando se mejora.
  2. Tú ya estás creando contenido aunque no lo sepas: echa un vistazo a cómo te presentas, las objeciones del cliente, conferencias o reuniones internas.
  3. Crea un calendario de publicación variado: elabora el índice que sería necesario para escribir un libro. De ahí saca temas y cada pieza de contenido que se corresponda con una acción.

 


¿Quieres crear todo tipo de contenido y no sabes cómo?

Regístrate en los módulos gratuitos del curso online Academia LinkedIn Sencillo.


Escríbeme un correo y cuéntame lo que quieras

Qué tal te va, qué dificultades tienes, qué te ha parecido este artículo, si has aplicado algo y te ha ido bien. O si no te funciona como esperabas.

Aprovecha para comentarme sobre qué temas te gustaría que hablase. Lo que quieras. Quiero hacerte tu día a día más fácil.

[gravityform id=»2″ title=»false» description=»false»]